Los distintos tipos de emprendedores

Imagen: SeeRocket

Imagen: SeeRocket

Está claro que los emprendedores están de moda y más después del periodo electoral donde, aparentemente, los partidos políticos han transmitido un gran interés en apoyar a las personas que decidan montar un negocio (veremos a ver si se hace realidad).

Sin embargo llenar el país de iniciativas emprendedoras es complicado. En primer lugar porque no hay una cultura empresarial básica para que esto suceda y, en segundo, porque no todos los emprendedores son iguales y el éxito de cada iniciativa puede depender del tipo de emprendedor al que corresponda cada uno.

En primer lugar podríamos hablar de emprendedor por necesidad. Personas que ante las dificultades para encontrar un trabajo optan por montar un negocio como salida a esa situación. Suelen tener poco éxito porque la necesidad probablemente condicione las circunstancias en las que se crea y se desarrolla el negocio y eso puede ser un gran obstáculo.

Otro tipo es el emprendedor oportunista, aquellos que nunca se plantearían el tener su propia empresa pero detectan una oportunidad (un nuevo producto, una necesidad del mercado o un espacio en el que desarrollar un negocio) y se lanzan a aprovecharla. Suelen tener el handicap de que están excesivamente condicionados a esa oportunidad y su aprovechamiento, si ésta fracasa nunca más lo volverán a intentar porque no tienen auténtica mentalidad emprendedora.

Un tercer tipo es el emprendedor vocacional. Para éstos emprender es una actitud, no se conformarán con el éxito o el fracaso de una iniciativa y seguirán emprendiendo, poniendo en marcha nuevas ideas o ayudando e impulsando a otros a que lo hagan. Crearán varias empresas, unas con mayor éxito y otras con menos, y siempre estarán dispuestos a buscar dónde empezar una nueva aventura.

El cuarto es el eterno emprendedor. Cuidado, no confundir con el tipo anterior, el emprendedor vocacional lleva adelante sus proyectos con todas las consecuencias, sin embargo el eterno emprendedor nunca llega a eso. Pasará mucho tiempo intentando lazar su proyecto, probablemente llegue a cambiar varias veces de idea y nunca la pondrá realmente en marcha. El emprendedor vocacional es un empresario con vocación emprendedora, el eterno emprendedor nunca llega a ser empresario.

Por supuesto se necesitan muchos emprendedores vocacionales. Se admiten también los emprendedores oportunistas porque, aunque al final el mercado hará su selección natural y muchas de esas oportunidades no se aprovecharán adecuadamente, otras si llegarán al éxito.

Los emprendedores por necesidad son inevitables, porque las propias circunstancias sociales y económicas pueden llevar a mucha gente a intentarlo, pero no debemos fomentar este tipo porque no suele dar buen resultado. En cuanto a los eternos emprendedores, bueno, sobre éstos hablaré proximamente.

Acerca de estos anuncios
Deja un comentario

Contacta con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 41 seguidores