Anuncios
Anuncios

Encuentra al cliente, crea el producto, vende el producto, vende la empresa

Pasos

No hay una receta mágica para que un negocio funcione. Hay muchos factores internos y externos de los que depende el éxito empresarial y ante eso no hay un método infalible. Aún así hay ciertos aspectos que pueden darnos más posibilidades para logra que nuestro proyecto empresarial funcione. La mayor parte de la gente parte de una idea que puede ser un producto o un servicio que piensan que puede tener éxito en su mercado, se ponen a desarrollarlo o elaborarlo y luego se plantean cómo venderlo.

Muchas veces para recorrer ese camino necesitan financiación y buscan capital para que les ayude a situarse en el mercado. Por último se enfrentan a la tarea de intentar que sus clientes potenciales se conviertan en reales y consuman lo que con tanto trabajo han creado. Sin embargo un factor de éxito es recorrer el camino de otra manera: primero encontrar al cliente, luego crear el producto, venderlo y vender la empresa.

banner up

Si detectamos un nicho del mercado en el que podríamos posicionarnos con un producto o servicio debemos analizar qué es lo que realmente necesitan y cómo solucionarles el problema. Sin embargo no debemos ir directamente a crear una solución y ofrecersela sino que han de ser ellos quienes no guíen en cuanto a lo que quieren y cómo lo quieren. Por tanto debemos lanzarnos a conseguir clientes que consuman eso que crearemos luego para ellos.

El proceso de creación del producto o servicio ha de hacerse contando con el propio cliente. Si lo creamos a medida de sus requerimientos estaremos cumpliendo sus expectativas y garantizaremos que lo utilicen y paguen por ello ya que estaremos solucionando su problema a su manera.

La venta de lo que hemos creado es un proceso automático en la fase inicial. Por supuesto no podemos crear un producto por cliente, pero una vez que ya hemos garantizado las primeras operaciones debemos ocuparnos de aumentar nuestra cuota de mercado. Ya sabemos que lo que tenemos entre manos funciona y puede venderse a esos primero clientes y a los que vengan luego.

Si conseguimos esas ventas iniciales los propios clientes estarán financiando el proyecto, por lo que el último paso que consiste en conseguir capital para una mayor expansión puede resultar más sencillo. Estamos ante un negocio que funciona y que puede demostrar que tiene mercado y que con un empujón económico puede maximizar sus beneficios por tanto podemos presentarlo a un inversor que entre en el capital y que aporte recursos. Estaremos vendiendo una parte de la empresa para conseguir dinero que permita continuar creciendo.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: