Empresa

Lo que ocurre si se incumple un aplazamiento con la Administración viendo del caso del Deportivo

Foto: Daquella Manera
Foto: Daquella Manera

Una de las posibilidades que tienen los contribuyentes que acumulan deudas con Hacienda o la Seguridad Social es negociar un aplazamiento y un fraccionamiento del pago de las cantidades pendientes. Una vez que se llega a un acuerdo sobre los plazos y cantidades a pagar podemos normalizar nuestra situación y ya no figuraremos como deudores con esa Administración. Pero ¿qué ocurre si incumplimos el pago de alguno de esos plazos?

Las consecuencias del incumplimiento podemos verlas en el reciente caso del R.C. Deportivo y su contencioso con Hacienda, que culminará en su solicitud de procedimiento concursal. Este club de fútbol negoció con Hacienda un aplazamiento de su deuda pero al descender de categoría no generó los ingresos suficientes para atender a los pagos. Ahora la Agencia Tributaria le reclama la deuda y le embarga todos sus ingresos.

Lo primero que ocurre al incumplir un aplazamiento es que la Administración anula el procedimiento, hace un volcado de la deuda y reclama la totalidad de la misma. Esa reclamación se realiza mediante un requerimiento que si no se atiende en el plazo indicado pasa a vía ejecutiva, por lo que, como en el caso citado, se procede a embargar al deudor.

Ese embargo se puede aplicar tanto a los saldos en cuenta como a los créditos a favor del deudor, es decir a los ingresos futuros. La Administración puede requerir a aquellos que tengan pendiente de pagar alguna cantidad al deudor para que en lugar de pagarle a él lo hagan directamente a esa Administración.

Además ese supuesto impide automáticamente la solicitud de un nuevo aplazamiento. En determinadas circunstancias se podría hacer un nuevo intento de negociar el pago de la deuda, pero la inmensa mayoría de los casos es imposible que la Administración se avenga a concederlo.

Teniendo en cuenta las consecuencias, lo mejor es que, si logramos un aplazamiento, cumplamos rigurosamente con los compromisos de pago.

Anuncios