Anuncios
Anuncios

Ayudas para emprendedores: cuáles son, qué ofrecen, dónde se solicitan

Foto: marc falardeau

Foto: marc falardeau

Lo primero que suele consultarte un emprendedor son las ayudas que puede solicitar para montar su negocio. No voy a entrar en si son muchas o pocas, si sería conveniente cambiar esta cultura de la subvención por otro tipo de beneficios o si las Administraciones deben incentivar de otra manera a quienes van a crear una empresa. Simplemente voy a referirme a cuáles son las ayudas más habituales y de qué tipo son éstas.

Lo primero es decir que hay tres tipos de ayudas: la subvención directa, que da una determinada cantidad de dinero al emprendedor que cumple una serie de criterios; la ayuda financiera, a través de préstamos, y los beneficios o bonificaciones sobre cuotas de Seguridad Social, etc.

Las subvenciones

La inmensa mayoría de las subvenciones son otorgadas por las Comunidades Autónomas, por tanto son diferentes en cada Comunidad. La más habitual es la ayuda al autoempleo que ofrece un incentivo económico a las personas en situación de desempleo que se dan de alta en el Régimen de Autónomos. Esta subvención se da, generalmente, a condición de haber realizado una inversión para iniciar la actividad y también puede variar en función de la edad o del sexo de los solicitantes.

También hay ayudas autonómicas para el inicio de un negocio o su ampliación, su internacionalización o la introducción de alguna mejora en su proceso productivo, entre otras situaciones. Se suelen convocar en unos momentos y bajo unas condiciones de convocatorias determinados que pueden variar entre las diferentes Comunidades o incluso en la misma Comunidad pero de un ejercicio a otro.

Como ya he indicado estas ayudas dependen de la política de cada Autonomía. Por ejemplo, Extremadura acaba de aprobar un nuevo Plan de Autónomos y en otras hay planes diferentes.

En estos casos es conveniente consultar en la Consejería de Empleo o de Industria de la Comunidad en la que opera la empresa para ver lo que hay en vigor, lo que puede ponerse en marcha próximamente y si las condiciones del negocio cumplen las especificaciones necesarias.

Ayudas financieras

Las ayudas financieras se formalizan, generalmente, con una subvención de las condiciones en las que se firman determinados préstamos, el ejemplo más claro en esta caso son los préstamos del ICO. Lo primero que debemos decir respecto a estas ayudas es que no es la Administración la que presta el dinero, la financiación la dan los bancos y las operaciones han de ser aprobadas por éstos, la ayuda proviene de subvencionar una parte de los intereses que las empresas han de pagar.

Otras veces lo que la Administración ofrece, a través de las Sociedades de Garantía Recíproca en las que participa, es avalar operaciones de préstamo que se formalizan en los bancos.

Mención aparte merecen los préstamos de ciertas empresas del estado que financian proyectos emprendedores, como es el caso de ENISA o CDTI. En este caso sí es el Estado el que presta a través de estas empresas y lo suele hacer mediante préstamos participativos con una buenas condiciones financieras.

Bonificaciones y otras ayudas

Otro tipo de ayudas son las bonificaciones, generalmente de cuotas de Seguridad Social, que la Administración ofrece a los autónomos y empresas. Por ejemplo la Comunidad de Madrid ofrece una bonificación del 50% de la cuota de autónomos a los jóvenes emprendedores o el nuevo contrato indefinido para emprendedores permite contratar a determinados trabajadores en una condiciones más beneficiosas.

También podríamos incluir en este punto la capitalización de la prestación por desempleo. A través de este sistema un parado que quiera montar un negocio podría optar por cobrar en una sola vez una buena parte de la cantidad que le queda por cobrar de su prestación por desempleo. La tramitación hay que hacerla en las oficinas de empleo.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: