Anuncios
Anuncios

El negocio redondo del Gobierno con el paro de los autónomos

Foto: bmills

Foto: bmills

El Ministerio de Empleo ha anunciado el resultado del primer año de vigencia de la prestación por cese de actividad de los autónomos y los datos demuestran el gran negocio que han hecho (de nuevo) a costa de este colectivo.

Según el informe dado a conocer sólo se han abonado 1.538 prestaciones, se han denegando el 86,9% de las solicitudes, por un importe total de 2,1 millones de euros, y recaudándose un total de 56,5 millones de euros. La diferencia es evidente ¿verdad?

La vieja reivindicación de los autónomos de poder cotizar para el paro fue por fin atendida, si bien en una condiciones notablemente desfavorables en comparación con la prestación por desempleo de los trabajadores por cuenta ajena.

Pero además la puesta en practica del reglamento que regula esta prestación hace casi imposible acceder a ella. Se pide una justificación del cese de actividad por pérdidas acumuladas en el negocio y por otro lado estar al corriente de pago con las Administraciones. El sentido común, y los datos, indican que cumplir ambas condiciones es prácticamente imposible.

¿Se puede cerrar un negocio por las pérdidas derivadas de éste y no tener deudas con Hacienda o la Seguridad Social? ¿Se puede estar al día con las Administraciones y, por otro lado, acumular pérdidas que hagan inviable el negocio y no quede otra alternativa que cerrar? Parece que en el 87% de los casos no.

Sin embargo para la Seguridad Social la medida ha resultado un éxito y se queda con más de 54 millones de euros en un año, y eso que la medida no ha tenido un gran seguimiento por parte del colectivo y sólo una minoría ha cotizado voluntariamente para esta contingencia.

La conclusión es que los autónomos y las pymes financian a las administraciones locales y autonómicas cuando éstas tardan meses en pagar unas deudas que deberían liquidarse en 30 días, financian al Estado adelantando el IVA de las facturas que no se han cobrado y ahora financian a la Seguridad Social cotizando para algo a lo que no van a tener derecho.

Sólo falta que el Gobierno vea que esta fuente de ingresos se pueda aumentar haciendo obligatoria esta cotización para que la soga alrededor del cuello de los autónomos se apriete un poco más, al tiempo.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: