Emprendedores

El optimismo del emprendedor

Emprendedores optimistas
Foto: *Bárbara* Cannnela

El emprendedor es por naturaleza optimista. A veces ese optimismo raya la temeridad, pero todo aquel que se lanza a un nuevo proyecto o una nueva iniciativa lo hace pensando en el éxito, concepto que para cada persona tiene un significado diferente.

Es optimista el que está dispuesto a salir de su zona de confort para asumir nuevos riesgos. Es optimista el que es capaz de plantearse nuevos retos aun cuando ha fracasado en sus intentos anteriores. Es optimista el que piensa que a pesar de las dificultades va a ser capaz de sacar adelante su idea y se esfuerza en conseguirlo.

El emprendedor se encuentra muchos obstáculos en su camino. Algunos conocidos de antemano, otros inesperados y, en la mayoría de los casos, suficientemente grandes como para que una persona que no tenga un espíritu optimista y un gran afán de superación deseche la idea de intentarlo antes de empezar.

España no es un buen país para emprender. Ni la sociedad en general comprende qué lleva a alguien a arriesgarse sin el amparo de un salario fijo, ni aprueban que una vez que el negocio tiene éxito consigas una buena posición económica sin pensar que hay algo turbio detrás. Por no hablar de un Estado que te vampiriza y quiere su parte antes incluso de que tengas la tuya.

Pero a muchos todo esto nos da igual. Aun siendo conscientes de ello seguimos buscando nuevos retos, nuevas ideas, colaboraciones, estar permanentemente informados de lo que se cuece en el mundo, de las nuevas tendencias, nuevos modelos de negocio, con la mente y el cuerpo activos para coger la siguiente ola.

Que nadie nos quite la ilusión de seguir intentándolo, ni la idea de que hay un montón de oportunidades ahí fuera y que el mundo es del que lo intenta y no del que se queda esperando a que los demás le solucionen los problemas. Emperdedores a veces, pero a mucha honra.

Entradas relacionadas: ¿Por qué emprender?

Anuncios