Anuncios
Anuncios

“Código Emprende” el punto de partida de seis proyectos emprendedores

El pasado miércoles se estrenó “Código Emprende” un nuevo programa de televisión que, patrocinado por el BBVA y bajo el formato de un concurso, nos va a enseñar la evolución de seis proyectos emprendedores.

No voy a entrar en el formato, ni en el hecho de trasladar a un supuesto espectáculo televisivo el trabajo de los emprendedores, ni en los efectos que ésto pueda tener sobre la “vocación empresarial”, voy a referirme solamente a la posibilidad de seguir la evolución de los proyectos/empresas participantes.


enisapublicidad

Ofrecemos soporte y asesoramiento en la solicitud de financiación a través de ENISA y CDTI para todas las lineas de préstamos que ofrecen estas entidades.


Punto de partida de perfiles muy identificables

En la presentación de los proyectos los emprendedores nos cuentan su idea, el nivel de desarrollo de la misma, sus motivaciones, sus aspiraciones, etc. Tras ver los seis proyectos podemos ver en ellos perfiles muy diferentes y, a la vez, errores muy comunes en la mayor parte de las iniciativas empresariales que intentan abrirse paso ahora mismo.

Mucha pasión en los proyectos, en algunos casos los promotores están impulsados por la necesidad, en otros por una necesidad de independencia y todos con la auténtica aspiración de hacer creer su proyecto y de alcanzar el éxito con ellos. Interés en aprender y en principio muy receptivos a las recomendaciones/críticas de mentores y jurados. Veremos si esa predisposición se mantiene con el tiempo (por experiencia en muchos casos no ocurre)

Si entrar en generalizaciones o en absolutismos también se nota una gran carencia en lo que a cultura empresarial se refiere. Algunos tan enamorados de su idea que no se han dado cuenta de que lo importante no es lo que piensen ellos de su negocio sino de que los demás lo vean útil, la idea que pretende solucionar un problema detectado pero que dudosamente puede ser un negocio en sí y en otros casos una falta de definición del modelo de negocio, carencia de foco, de segmentación de mercados o de encontrar el valor diferencial que pueda ponerlos en ventaja con respecto a su competencia (actual o futura).

No es nada extraño que esto suceda y, como he dicho antes, perfiles de lo más habitual, pero el objetivo del programa es que se vayan puliendo estas ideas hasta llegar al punto idóneo en que todas estas cosas se hayan solucionado. Lo interesante será ver esa transformación y la manera de mejorar de cada uno de ellos.


pregunta

publicidad

Disponemos de un servicio de consultas especializadas en el que podemos dar solución a todas aquellas cuestiones que puedan surgir a los empresarios en el desempeño de su actividad. Compromiso de respuesta clara y rápida.


La falta de preparación del elevator pitch

Una de las fases del programa consistía en “someter” a los participantes a un elevator pitch. Cada uno de ellos entraba en un ascensor y durante cuarenta y cinco segundos explicada a uno de los asesores del programa en qué consistía su negocio.

La verdad es que casi ninguno de ellos pasó la prueba. Muchos no consiguieron el objetivo de contar qué hacían y qué problema solucionaban y los pocos que lo consiguieron tampoco salieron muy airosos de las preguntas del asesor.

Esto es una demostración de otro error típico de los emprendedores españoles. La falta de visión comercial y las dificultades para vender (a los clientes los productos o servicios o a los inversores los proyectos) y desenvolverse con soltura en una situación a la que habrán de acostumbrarse para lograr su objetivo.

¿Veremos la próxima semana las primeras evoluciones en los proyectos? Esperaremos y analizaremos cada caso.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: