Anuncios
Anuncios

¿Seguro que el problema es el precio?

rebajas

Lo primero que solemos pensar cuando faltan las ventas es que hay que rebajar el precio. Asumimos que nuestros productos son atractivos y que nuestros clientes los valoran pero no nos compran porque el precio les auyenta. Pero ¿es cierto ese análisis? ¿seguro que el problema es el precio?

Tanto si estamos empezando nuestro negocio y no conseguimos el volumen de ventas deseado o previsto como si llevamos tiempo con la actividad y vemos un descenso en la misma tenemos la tendencia a pensar que vender más barato nos ayudará a vender más, por lo que la primera decisión en estos casos es rebajar los precios. ¿Es esa la mejor solución?


publicidad

encaixasEncaixas: Escoge tu servicio y obtén tu pack experiencia ideal un millón de perfumesUn millón de perfumes: perfumes y cosméticos de primeras marcas al mejor precio buydealBuydeal: ¿Tienes plan para hoy? Descubre actividades y servicios en tu contorno

El precio de venta y la rentabilidad

Supongamos que realmente debamos bajar el precio para que nuestros productos se vendan ¿hasta dónde podemos llegar? porque no debemos caer en la trampa de pensar que vender más implica ganar más ya que lo que realmente determina el futuro de nuestro negocio no son las ventas sino la rentabilidad de nuestra actividad.

Tengamos en cuenta que el precio de venta ha de soportar los costes directos (costes de producción o de adquisición, …), los costes indirectos (gastos financieros, de distribución, marketing, …) y los gastos fijos que soporta la empresa (alquileres, suministros, personal, …) Vender con un precio que no cubra todos estos costes supone la ruina automática.

Pero además el margen comercial que nos queda una vez que vendemos con beneficio también debe soportar los impuestos correspondientes. Así que la capacidad de rebaja es menor si no podemos además reducir algunos de los costes antes indicados.


pregunta

publicidad

Disponemos de un servicio de consultas especializadas en el que podemos dar solución a todas aquellas cuestiones que puedan surgir a los empresarios en el desempeño de su actividad. Compromiso de respuesta clara y rápida.


¿Es el precio el valor que le aportamos al cliente?

Una célebre frase de Antonio Machado nos dice que “sólo el necio confunde valor y precio”. Cuando los cliente eligen nuestros productos buscan un valor ¿Cuál es el valor que nosotros le aportamos a los clientes? Si la respuesta es que nuestro valor es el precio entonces la decisión de vender más barato puede ser acertada, siempre que seamos capaces de soportarlo.

Pero si lo que aportamos es otra cosa distinta el problema del descenso de ventas no es el precio , por lo que la solución no pasa por abaratarlo. Puede que nuestro mercado objetivo haya cambiado y no estemos bien situados ante él; puede que no seamos capaces de transmitir a nuestros clientes potenciales los beneficios de nuestros productos; que haya problemas en los propios productos, en su distribución, … Hay múltiples las claves alrededor de la situación que se nos plantea y todas deben tenerse en cuenta.

El análisis en este tipo de situaciones debe ser exhaustivo y dar con las razones que la provocan. Lo más sencillo es recurrir al precio y probar con rebajarlo, pero no siempre es la mejor solución.


Publicidad
e-conomic


Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: