Anuncios
Anuncios

Los contratos en prácticas

Imagen: juanitodread

Imagen: juanitodread

Los contratos en prácticas son una de las modalidades de contratos formativo que existen en la actualidad. Mientras que los contratos de formación tienen como objetivo proporcionar una formación profesional al trabajador, alternando el aprendizaje con el desarrollo de la actividad laboral, los contratos en prácticas sirven para adquirir una experiencia profesional correspondiente a una titulación que previamente ha adquirido el trabajador.

Es requisito indispensable para poder celebrar un contrato en prácticas que el trabajador haya obtenido un título universitario o de formación profesional de grado medio o superior dentro de los últimos cinco años, o siete cuando el contrato se concierte con un trabajador con discapacidad, previos a la celebración del contrato.

La duración del contrato en prácticas será de un mínimo de seis meses y de máximo de dos años. Ningún trabajador podrá estar contratado en prácticas en la misma o en diferente empresa por un periodo superior a dos años en virtud de la misma titulación o certificado de profesionalidad.

Un trabajador tampoco podrá estar contratado en prácticas en la misma empresa para el mismo puesto de trabajo por un periodo superior a dos años, aunque se tenga distinta titulación o certificado de profesionalidad.

A la hora de poder celebrar un contrato en prácticas, los convenios colectivos determinarán que puestos de trabajo son susceptibles de realizar bajo esta modalidad de contratación. Así mismo, los convenios fijarán la retribución a percibir por los trabajadores que presten servicios a través de este tipo de contratos. En todo caso el salario nunca podrá ser inferior al 65% el primer año y al 75% del fijado para los trabajadores que ocupen ese mismo puesto de trabajo u otro equivalente mediante otro tipo de contrato.

El contrato en prácticas se extingue por finalización del tiempo de duración convenido siempre que haya denuncia del mismo por alguna de las partes. Si no se produce denuncia, al termino de dicho plazo, el contrato se transformará en indefinido. A la finalización del mismo la empresa deberá entregar al trabajador un certificado de las prácticas realizadas, indicando la duración de las mismas y tareas realizadas durante ese periodo.

La transformación del contrato en prácticas en contrato indefinido supondrá una bonificación de 500 euros anuales en la cuota empresarial de la Seguridad Social durante tres años. En caso de mujeres la bonificación será de 700 euros anuales. Estas bonificaciones se podrán aplicar por las empresas de menos de cincuenta trabajadores.

Para más información sobre este tema puede ponerse en contacto con nosotros aquí.
cropped-logo-rodriguez-bujan2


Anuncios
Deja un comentario

Contacta con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: