Fiscalidad, Legal

El embargo de bienes por deudas tributarias

pagos
Foto: ArchiM

La existencia de deudas con la Administración Tributaria que no se han satisfecho en el periodo de pago voluntario supone el inicio de un procedimiento de apremio que puede decretar, si no es posible el cobro por otro medio, con el embargo de bienes del contribuyente.

Con respeto siempre al principio de proporcionalidad, se procederá al embargo de los bienes y derechos del obligado tributario en cuantía suficiente para cubrir tanto el importe de la deuda no ingresada, como los intereses que se hayan devengado o se devenguen hasta la fecha del ingreso, los recargos del período ejecutivo y las costas del procedimiento de apremio. En todo caso habrá de tenerse en cuenta que la Ley de Enjuiciamiento Civil establece una serie de bienes inembargables.

A la hora de proceder al embargo de bienes se tendrá en cuenta la mayor facilidad para su venta y la menor onerosidad de ésta para el obligado. Si estos criterios fueran de imposible o muy difícil aplicación, los bienes se embargarán por el siguiente orden:

1) Dinero efectivo o en cuentas abiertas en entidades de crédito.
2) Créditos, efectos, valores y derechos a corto plazo.
3) Sueldos, salarios y pensiones.
4) Bienes inmuebles.
5) Intereses, rentas y frutos de toda especie.
6) Establecimientos mercantiles o industriales.
7) Metales preciosos, piedras finas, joyería, orfebrería y antigüedades.
8) Bienes muebles y semovientes.
9) Créditos, efectos, valores y derechos a largo plazo.

A efectos de esta clasificación, se entiende que un crédito, efecto, valor o derecho es realizable a corto plazo cuando, en circunstancias normales y a juicio del órgano de recaudación, pueda ser realizado en un plazo no superior a seis meses. Los demás se entienden realizables a largo plazo.

A solicitud del obligado tributario se podrá alterar el orden de embargo si los bienes que señale garantizan el cobro de la deuda con la misma eficacia y prontitud que los que preferentemente deban ser trabados y no se causa con ello perjuicio a terceros. No se embargarán los bienes o derechos declarados inembargables por las leyes ni aquellos otros respecto de los que se presuma que el coste de su realización pudiera exceder del importe que normalmente podría obtenerse en su enajenación.

Para más información sobre este tema puede ponerse en contacto con nosotros aquí.
cropped-logo-rodriguez-bujan2


Anuncios

Contacta con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s