Anuncios
Anuncios

El convenio especial de la Seguridad Social

seguridad-social-1

El convenio especial de la Seguridad Social es un acuerdo que se establece entre este Organismo y la persona interesada en generar, mantener o ampliar sus prestaciones sociales para determinadas circunstancias. Es un acuerdo voluntario y el interesado es quien se hace cargo del pago de las cuotas que originan esos complementos. La suscripción del convenio supone que se considere al interesado en situación asimilada al alta en el Régimen de la Seguridad Social que le corresponda.

Se podrán acoger a un convenio especial y beneficiarse del mismo los trabajadores y pensionistas que se encuentren en las situaciones siguientes:

  • Trabajadores por cuenta ajena que causen baja en el Régimen de la Seguridad Social en el que estaban incluidos y no pasen a encuadrarse en otro Régimen.
  • Trabajadores por cuenta ajena con contrato indefinido y autónomos que con 65 o más años de edad y habiendo acreditado 35 años o más de cotización efectiva continúen en situación de alta.
  • Trabajadores o asimilados en situación de pluriempleo o de pluriactividad, que cesen en algunas de sus actividades.
  • Trabajadores o asimilados que cesen en su actividad por cuenta ajena o por cuenta propia y sean contratados por el mismo u otro empresario con remuneraciones que den lugar a una base de cotización inferior al promedio de las bases de los doce meses inmediatamente anteriores al cese.
  • Pensionistas con incapacidad permanente total para la profesión habitual y que posteriormente al reconocimiento de la pensión causen alta en alguno de los Regímenes de la Seguridad Social por la realización de trabajos para los que no estén incapacitados y cuyas remuneraciones den lugar a una base de cotización inferior al promedio de las bases de los doce meses inmediatamente anteriores.
  • Pensionistas con incapacidad permanente de cualquier grado que sean declarados posteriormente capaces o con incapacidad parcial a consecuencia de una revisión de su expediente o por un error de diagnóstico. De igual modo aquellos a quienes se les anule su pensión por incapacidad permanente por sentencia judicial firme o por cualquier otra causa.
  • Trabajadores que perciban prestaciones por desempleo contributivas y se les extinga en derecho a las mismas pasando a cobrar el subsidio no contributivo o se les extinga este último.
  • Trabajadores o asimilados que hubieran causado baja en el Régimen correspondiente por solicitar una pensión y estas les fuera posteriormente denegada por resolución administrativa o judicial firme.

Si el interesado se encuentra en alguna de estas situaciones y hayan cubierto un periodo mínimo de cotización de 1.080 días en los doce meses anteriores a la baja en el Régimen de la seguridad Social que les corresponde podrán suscribir el convenio especial. No computarán dentro del periodo de cotización mínima aquellos que siendo el interesado el obligado al pago de las cuotas no se encuentren al corriente de pago de las cuotas anteriores al convenio. Este aspecto sólo afectaría a los autónomos, ya que los trabajadores por cuenta ajena no son responsables del impago de las cuotas por parte de la empresa.

En el caso de los pensionistas por incapacidad permanente o por jubilación a los que se les haya anulado o extinguido el derecho a la pensión el periodo mínimo de cotización deberá estar cubierto antes de la extinción de la obligación de cotizar.

La solicitud del convenio especial será presentada por el interesado en la Dirección Provincial de la Seguridad Social que le corresponda o, en su caso, en la Administración competente para su tramitación. La notificación de la TGSS sobre la procedencia o no de la suscripción del convenio deberá se notificada al interesado en el plazo máximo de tres meses. Transcurrido éste, si no se recibiera notificación alguna se entenderá que la solicitud ha sido aceptada. Recibida la notificación con la aceptación, o transcurridos los tres meses sin recibir notificación al respecto, el interesado dispondrá de un plazo de tres meses para la firma del convenio con la Seguridad Social, produciéndose la caducidad del procedimiento si se extingue ese plazo sin la firma del acuerdo.

La fecha de efecto será el del día de la presentación de la solicitud del convenio, excepto en los casos en que dicha solicitud se hubiera presentado dentro de los 90 días naturales siguientes a la fecha del cese de la actividad o de la situación que determine la firma del convenio.

La persona que suscriba el convenio será la responsable del pago de la cotización a la Seguridad Social que se origine por el propio convenio. Dicha cotización será obligatoria desde el día en que el convenio surta efecto y se mantendrá durante toda la vigencia del mismo.

La cuota se calculará aplicando a la base de cotización el tipo que se establezca. La base de cotización será mensual y el pago se realizará a mes vencido, efectuándose el ingreso en el mes natural siguiente al que se refiera ese periodo de cotización.

Para más información sobre este tema puede ponerse en contacto con nosotros aquí.
cropped-logo-rodriguez-bujan2


Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Contacta con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: