Legal, Sin categoría

Injurias, calumnias… ¿cuántos delitos cometes en las redes sociales?

16548274883_741a15d1e0_z

Podemos cometer el error de creer que las redes sociales son como la barra de un bar y que cualquier cosa que digamos (por muy grave que sea) no pasa de ahí, un entorno reducido en el que cualquier comentario o insulto contra un tercero que no se encuentre presente no suele tener consecuencias.

Lo cierto es que eso no es así y el efecto multiplicador que pueden tener los mensajes en la redes puede volverse en nuestra contra cuando utilizamos ese entorno para acusar, menospreciar o insultar. No pensemos que la libertad de expresión ampara cualquier manifestación porque los delitos de injurias o calumnias pueden llegar a ser mucho más frecuentes de lo que pensamos, al traspasar el límite entre nuestro derecho a opinar y el del honor de la persona aludida.

cropped-logo-rodriguez-bujan2

Servicios a particulares empresas y profesionales

Las calumnias y las injurias

Penalmente hablando, la calumnia es la imputación de un delito con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad. Las calumnias se castigan con penas de prisión de seis meses a dos años o multa de 12 a 24 meses, si se propagan con publicidad (como sería el caso de las redes sociales). El acusado por delito de calumnias quedará exento de pena probando el hecho criminal que hubiere imputado.

El Código Penal, por otro lado, define las injurias como la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación. Solamente serán constitutivas de delito las injurias graves. Las injurias que consistan en imputación de hechos no se considerarán graves, salvo que se hayan llevado a cabo con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad. Las injurias graves hechas con publicidad se castigarán con pena de multa de seis a catorce meses.

Acusar públicamente de un delito sin asegurarse de su autenticidad o bien sin conocimiento evidente de su comisión es ilegal y en caso de que sea cierto el lugar para manifestarlo es el Juzgado, la comisaría de Policía o el cuartel de la Guardia Civil y no las redes sociales. Igualmente si faltamos al honor de forma grave a un tercero públicamente.

cropped-cropped-mister2112.png

Gestión y estrategia empresarial

La libertad de expresión y el derecho al honor

Aun siendo un derecho fundamental la libertad de expresión no es ilimitada, ya que la propia Constitución recoge que siempre se ha de mantener el respeto al resto de derechos, especialmente el derecho al honor, a la intimidad o a la propia imagen. Por tanto no podemos ampararnos en ésto a la hora de expresarnos libremente en contra de otra persona.

Tampoco pensemos que el anonimato de las redes nos ampara. Dicho anonimato en una gran parte de las veces no es tal y puede haber medios para identificar al autor de dichos comentarios.

Todos conocemos casos que han surgido últimamente. y otros menos conocidos, que empiezan por comentarios “desafortunados” en las redes y acaban con condenas y tampoco pueden estar libres los que, aun no siendo los autores, contribuyen a que los mensajes se difundan. En las redes las palabras no se las lleva el viento y queda constancia de todo lo que se dice, cuidadito con eso.

Anuncios

Contacta con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s