Fiscalidad, Legal, Sin categoría

El criterio de Hacienda en su persecución de las sociedades interpuestas

Hacienda

Con la dimisión del Ministro Huerta ha vuelto a salir a la palestra el criterio de Hacienda sobre el fraude fiscal por las sociedades interpuestas. Voy a tratar de explicar en qué situaciones interpreta la Agencia Tributaria que la creación de una sociedad tiene por objeto la elusión de impuestos y no hay una verdadera intención de desarrollar un negocio mediante una sociedad mercantil.

cropped-acuerdo2

Tu Negociador – Asesoramiento legal – Mediación y resolución de conflictos

 

La base fundamental de la elusión fiscal por medio de estas sociedades es que éstas tributan por el Impuesto sobre Sociedades a un tipo fijo (el tipo general es del 25%) mientras que el autónomo tributa a través del IRPF a un tipo que varía en función del tramo en el que se encuentre el contribuyente por sus ingresos y que puede alcanzar el 48%.

Hacienda persigue a estas sociedades interpuestas que se utilizan para eludir el pago de impuestos perjudicando al Estado porque recauda menos sin haber una razón real para tributar como sociedad en lugar de como autónomo.

cropped-logo-rodriguez-bujan2

Servicios a particulares empresas y profesionales

El criterio básico a la hora de que Hacienda determine que existe fraude es que estas sociedades tienen una actividad que no se corresponde con la realidad, ya que no existe una estructura empresarial societaria y solo son autónomos que desempeñan su labor bajo una apariencia de empresa.

La manifestación más clara de estas situaciones se da en las actividades profesionales y artísticas, donde la base de la actividad son los conocimientos o las habilidades del profesional y ésta se desarrolla sin otra intervención que la suya personal.

cropped-cropped-mister2112.png

Gestión y estrategia empresarial

No existe estructura, ni organización del trabajo; no hay empleados; la inmensa mayoría de las veces son unipersonales e incluso tienen un número limitado de clientes (a veces solo uno).

La gravedad de los hechos y la cuantía defraudada pueden llevar aparejado el delito fiscal, como ocurrió en el caso del Ministro dimitido.

Anuncios

Contacta con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s