En 2017 la Agencia Tributaria estableció la obligación de presentar un nuevo modelo informativo, el modelo 232, relacionado con las operaciones vinculadas. Según las normas de este modelo, la presentación deberá realizarse en el mes siguiente a los diez meses posteriores a la conclusión del período impositivo, por lo que para las empresas que tienen establecido su periodo impositivo entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de cada año, el modelo deberá enviarse el 30 de noviembre, como fecha tope.

Sobre la obligación de presentación del modelo, podéis ver la explicación en un artículo anterior. Además de ésto, aclaramos varios puntos que pueden ser necesarios para que veáis si tenéis o no que presentar el modelo.

Como ya comentamos, debemos tomar como referencia el conjunto de operaciones realizadas en el período impositivo, independientemente del importe de operaciones por entidad vinculada. Si el conjunto de operaciones del mismo tipo y método de valoración supera el 50 % de la cifra de negocio de la entidad, habrá obligación de presentar el modelo.


cof

Búscame un coche – Encontramos el coche usado que te interesa


En caso de que las operaciones vinculadas no superen ese 50% de la cifra de negocio, pero las operaciones específicas sí superen los 100.000 euros, también habrá que realizar la presentación. Entendiendo por operaciones específicas las siguientes:

  • Operaciones con personas físicas que tributen en estimación objetiva que la participación individual o conjuntamente con sus familiares sea ≥ 25% del capital o fondos propios
  • Transmisión de negocios, valores o participaciones en los fondos propios de entidades no admitidos a negociación o admitidos en paraísos fiscales
  • Transmisión de inmuebles y operaciones sobre intangibles

Están excluidas de obligación de presentación de este modelo los grupos fiscales, independientemente del volumen operaciones; las AIES y UTES, las UTEs u otras formas análogas de colaboración que se acojan a la exención de las rentas obtenidas en el extranjero a través de EP (art. 22 LIS) y las operaciones realizadas en el ámbito de ofertas públicas de venta o de ofertas públicas de adquisición de valores.

Que una empresa X tenga obligación de presentar el modelo no supone que sus vinculadas también lo estén. Por ejemplo, una sociedad está obligada a presentar el modelo 232  por que el total de operaciones realizadas con su vinculada Y supera el 50% de su cifra de negocio, pero para la empresa Y no se de ese caso porque tiene un volumen de facturación mayor. En este caso X presenta el modelo por su relación con Y, pero Y no está obligada.

Para más información sobre el tema contactad con nosotros

Contacta con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s