Si tenías concendidos aplazamientos de deudas tributarias antes de la declaración del Estado de Alarma, habrás comprobado que no se están pasando al cobro los plazos correspondientes desde el momento en que entró en vigor del decreto que instauró dicho Estado. El problema es que todos los plazos que no se han abonado desde entonces habrá que pagarlos todos juntos el próximo 1 de junio.

El Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo de medidas urgentes extraordinarias  para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 contemplaba que “los vencimientos de los plazos y fracciones de los acuerdos de aplazamiento y fraccionamiento concedidos, que no hayan concluido a la entrada en vigor de este real decreto-ley, se ampliarán hasta el 30 de abril de 2020“. Posteriormente, ante las diferentes prórrogas del Estado de Alarma, se trasladó el pago al 30 de mayo, para todos los plazos concedidos hasta esa fecha.

 

Campaña de Renta 2019. Asesoramiento y presentación de declaraciones

El problema es que lo que inicialmente se pensaba que podría afectar a un pago de cada aplazamiento se ha ido incrementando, y la acumulación de cuotas supone un problema al tener que atender todos los pagos de una sola vez, en un momento en el que la liquidez de los obligados puede estar “en entredicho”.

 

Hay que tener en cuenta, además, que el cargo de los impuestos correspondientes a las liquidaciones tributarias del primer trimestre se hará el 20 de mayo, si no se ha solicitado aplazamiento de los mismos.

 

Por ello habría casos en los que haya obligados que paguen el 20 de mayo las liquidaciones del primer trimestre, el 1 de junio los aplazamientos pendientes y el 5 de junio una nueva cuota de aplazamientos solicitados anteriormente, y que no se han visto afectados por los cambios de fechas antes indicados

 

Campaña de Renta 2019. Asesoramiento y presentación de declaraciones

Podemos pensar que el Gobierno tiene todavía tiempo para intervenir y reordenar dichos cobros, repetando los importes de los plazos pendientes y enviándolos en meses consecutivos, pero lo cierto, a día de hoy, es que el 1 de junio (el 30 y 31 son días inhábiles) el cargo en las cuentas por los impuestos puede ser considerable.

 

Recordamos también que el incumplimiento de pago de alguna de las cuotas de un aplazamiento implica que la deuda entre en periodo ejecutivo (son el correspondiente recargo y devengo de intereses) y que la Administración pueda proceder a reclamar la deuda completa aplazada y no pagada. así que no pagar dichos aplazamientos sería una carga económica muy elevada.

 

Por eso hay que esar pendientes de esta situación y prever que llegado el día 1 de junio habrá que hacer frente a estas cantidades. A no ser que haya novedades, de las que os informaremos.

 

Para cualquier duda o consulta sobre este u otros temas, podéis contactad con nosotros.

cropped-logo-rodriguez-bujan2

Servicios a particulares empresas y profesionales

 

Contacta con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s