Foto: @alviseni

Desde la publicación del Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo, las sociedades mercantiles u otras personas jurídicas que se acojan a los expedientes de regulación temporal de empleo regulados en el artículo 1 de dicho decreto y que utilicen los recursos públicos destinados a los mismos no podrán proceder al reparto de dividendos correspondientes al ejercicio fiscal en que se apliquen estos ERTES, excepto si abonan previamente el importe correspondiente a la exoneración aplicada a las cuotas de la seguridad social.

No se tendrá en cuenta el ejercicio en el que la sociedad no distribuya dividendos en aplicación de lo establecido en el párrafo anterior, a los efectos del ejercicio del derecho de separación de los socios previsto en el apartado 1 del artículo 348 bis del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio.

A QUIENES AFECTA ESTA MEDIDA

Vamos a analizar en primer lugar a quienes afecta esta medida:

  • La medida afecta a todos aquellos que hayan solicitado los ERTES por fuerza mayor derivada del Covid-19, según el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo. Se trataría de empresas obligadas a cerrar por decreto o afectadas directamente por el cierre de sus proveedores o por las medidas sanitarias que imposibilitaran en desarrollo normal de la actividad que venían realizando.

Por lo tanto, las empresas afectadas por un ERTE conforme al artículo 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo (procedimientos de suspensión y reducción de jornada por causa económica, técnica, organizativa y de producción) no tendrían ninguna restricción en lo que respecta al reparto de dividendos. En estos ERTES las cuotas sociales son sufragadas por la propia empresa, no corriendo a cargo de los recursos públicos.

Por otro lado, cabe recalcar que:

  • Esta limitación a repartir dividendos no será de aplicación para aquellas entidades que, a fecha de 29 de febrero de 2020, tuvieran menos de cincuenta personas trabajadoras, o asimiladas a las mismas, en situación de alta en la Seguridad Social.

Así pues, la restricción en el reparto de dividendos afectará a las empresas con más de 50 trabajadores que se hayan acogido a los ERTES por fuerza mayor.

 

Campaña de Renta 2019. Asesoramiento y presentación de declaraciones

 

DE QUÉ MANERA SE APLICA ESTA RESTRICCIÓN

Tal como indica el Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo, la restricción va dirigida a los dividendos correspondientes al ejercicio fiscal en que se apliquen estos ERTES, es decir, 2020. 

La presentación de cuentas anuales cuyo plazo voluntario expira en 2020 es la del ejercicio 2019. Por lo tanto, en la distribución de resultados de 2019 que ahora se presenta sí puede efectuarse el reparto. No podrá en 2021, cuando se depositen las cuentas de 2020.

Tampoco cabe repartir dividendos a cuenta durante el ejercicio 2020, pero nada impide efectuar un reparto de beneficios no distribuidos que puedan acumularse en reservas de libre disposición.

 

Para cualquier duda o consulta sobre este u otros temas, podéis contactad con nosotros.

cropped-logo-rodriguez-bujan2

Servicios a particulares empresas y profesionales

 

Contacta con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s