Hacienda

La fase final del estado de alarma trae consigo la finalización paralela de una serie de medidas en el ámbito administrativo y tributario, derivados de la paralización de procedimientos por la alerta sanitaria. Además del ya comentado pago de los aplazamientos no girados desde el 14 de marzo, vamos a repasar cuáles son las consecuencias de la reanudación de los plazos administrativos y tributarios.

A partir del 1 de junio se reanudan los plazos administrativos suspendidos durante el estado de alarma por los Reales Decretos 463/2020 y 465/2020.

Recordamos que esta medida afecta a los plazos para la tramitación de los procedimientos de las entidades del sector público salvo los plazos tributarios, sujetos a normativa especial y los procedimientos administrativos en los ámbitos de la afiliación, la liquidación y la cotización de la Seguridad Social.

Campaña de Renta 2019. Asesoramiento y presentación de declaraciones

También se encuentran suspendidos desde el 14 de marzo (fecha de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, por el que se declara el estado de alarma) y hasta el 30 de mayo de 2020, POR LO QUE SE REANUDAN EL 1 DE JUNIO:

1– Los plazos de prescripción y caducidad de cualesquiera acciones y derechos contemplados en la normativa tributaria.

El apartado 2 de la disposición adicional novena del Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, establece la suspensión de los plazos de prescripción y caducidad de cualesquiera acciones y derechos contemplados en la normativa tributaria desde la entrada en vigor del Decreto 463/2020 hasta el día 30 de mayo.

La suspensión de plazos no afecta al cálculo de intereses en la liquidación o liquidaciones que se dicten en los procedimientos en curso, independientemente de que tal liquidación se realice una vez que haya cesado el estado de alarma.

2- El cómputo de los plazos de duración procedimientos tramitados por la AEAT.

3- La ejecución de garantías que recaigan sobre bienes inmuebles en el procedimiento de apremio.

  • FINALIZAN el 1 de junio, al ser el 31 no hábil, los plazos siguientes:
  1. Los plazos para el pago de deuda tributaria en periodo voluntario y ejecutivo. Si la Administración ha notificado una liquidación tributaria u procedimiento similar y el plazo de ingreso en periodo voluntario o ejecutivo vence entre el 14 de marzo de 2020 y el 30 de mayo de 2020, el último día del plazo es el 1 de junio.Cualquier plazo de pago que finalice durante el estado de alarma se traslada al 1 de junio.
    La inadmisión de un aplazamiento, fraccionamiento, suspensión o compensación cuyo plazo voluntario de pago se hubiera comunicado durante el estado de alarma y no se hubiera satisfecho, pasará a apremio reducido del 10% el día 1 de junio.
  2. Los vencimientos de los plazos y fracciones de los acuerdos de aplazamientos y fraccionamiento concedidos (todos los plazos que venzan durante el estado de alarma se pasarán al 1 de junio). Ojo porque el día 1 pueden cargarnos varios plazos a la vez. Atención al saldo.
  3. Los plazos relacionados con el desarrollo de subastas y adjudicación de bienes  (el plazo de 20 días naturales para efectuar pujas en subastas iniciadas antes del 14 de marzo; el plazo de 15 días naturales para adjudicar bienes subastados por la Administración antes del 14 de marzo)
  4. Los plazos para atender requerimientos, diligencias de embargo, solicitudes de información con trascendencia tributaria, y para formular alegaciones ante actos de apertura de dicho trámite o de audiencia, dictados en procedimientos de aplicación de los tributos, sancionadores o de declaración de nulidad, devolución de ingresos indebidos, rectificación de errores materiales y de revocación, siempre y cuando su finalización se hubiera producido durante el estado de alarma.
    Cualquier plazo para atender comunicaciones por parte del contribuyente que haya sido notificado antes del 14 de marzo y cuya finalización se produzca durante el estado de alarma, se entenderá finalizado el 1 de junio.
  5. El mismo cómputo se aplica a la atención de requerimientos sobre la deuda aduanera. No obstante, los plazos de pago de la deuda aduanera y tributaria derivada de la presentación de una declaración en aduana se rigen por su normativa específica de acuerdo al artículo 62.7 de la Ley General Tributaria, no incluido en el artículo 33 del Real Decreto Ley 8/2020.
  6. El trámite de audiencia del procedimiento inspector finaliza el 1 de junio. El tiempo de duración del estado de alarma no computa a efectos de duración del procedimiento inspector. No obstante, los plazos terminarán en una fecha posterior al 1 de junio de 2020 si así resultase de la aplicación de la norma general.
  • FINALIZA EL 30 DE JUNIO
  1. El plazo para interponer recurso de reposición o reclamación económico-administrativa.Conforme establece el segundo apartado de la Disposición Adicional Octava del Real Decreto Ley 11/2020 y teniendo en cuenta lo dispuesto en la Disposición Adicional Primera del Real Decreto Ley 15/2020, en caso de actos o resoluciones notificados antes del 14 de marzo de 2020 cuyo plazo para interponer recurso o reclamación no hubiera finalizado a la entrada en vigor de dicho decreto.
    También en caso de actos o resoluciones notificadas a partir del 14 de marzo y hasta el 30 de mayo.

Campaña de Renta 2019. Asesoramiento y presentación de declaraciones

CONCLUSIÓN:  cabe recomendar mucha prudencia y análisis de los procedimientos que se tengan entre  manos, pues hay plazos que se reanudan el 1 de junio, pero otros finalizan. Por parte de la Administración, los plazos se reanudan tras una dilación que no se tiene en cuenta a efectos de duración máxima del procedimiento.

Así, el cómputo del tiempo máximo de tramitación para la Administración de un expediente que deba finalizar en 6 meses (como puede ser una revisión de impuestos, por ejemplo) se reanuda tras una interrupción. Si ese expediente debiera finalizar el 30 de marzo, ahora va a poder extenderse hasta el 16 de junio (los 16 días desde el 14 de marzo al 30 no cuentan y se computan a partir del 1 de junio).

Sin embargo, esta “ampliación” solo es aplicable a las actuaciones de la Administración. El cómputo para el contribuyente es distinto. Si hemos recibido un requerimiento notificado antes del 14 de marzo cuyo plazo de respuesta terminaba, por ejemplo, el 20 de ese mes, esos días del 14 al 20 no se extienden a partir del 1 de junio, sino que nuestro plazo para responder termina el 1. Lo mismo ocurre con los plazos de pago.

Tengámoslo en cuenta, pues, para no lamentarnos más tarde. Si no nos ha dado tiempo a contestar, podemos pedir una ampliación del plazo para presentar alegaciones, que se entenderá concedido por una sola vez y por la mitad del tiempo del plazo inicial.

Para cualquier duda o consulta sobre este u otros temas, podéis contactad con nosotros.

cropped-logo-rodriguez-bujan2

Servicios a particulares empresas y profesionales

 

Contacta con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s