16548274883_741a15d1e0_z

Una reciente sentencia del TS determina que la presentación del modelo 390, modelo informativo de recapitulación anual del IVA, no determina el plazo de prescripción  a los efectos de una posible revisión de la o las liquidaciones presentadas en un determinado ejercicio.

La sentencia STS 987/2020 tiene interés casacional y modifica y unifica la doctrina anterior, que daba a entender que el modelo de resumen anual del IVA tenía caracter interrruptivo en el plazo de prescripción, algo que ahora queda descartado.

Situación de partida

La clave para este cambio era si procedía o no dar carácter liquidatorio al modelo resumen, habida cuenta de que la Ley General Tributaria establece la posibilidad para interrumpir el plazo de prescripción “por cualquier actuación fehaciente del obligado tributario conducente a la liquidación o autoliquidación de la deuda tributaria”.

La Agencia Tributaria otorgaba esta capacidad al modelo 390 en base a que el artículo 119.2 de dicha LGT indica que “se considerará declaración tributaria todo documento presentado ante la Administración tributaria donde se reconozca o manifieste la realización de cualquier hecho relevante para la aplicación de los tributos“. Siendo el modelo 390 un resumen de las operaciones de IVA de todo el ejercicio, se interpreta que dicho modelo es una ratificación de las liquidaciones presentadas y por tanto sí tiene carácter interrruptivo. El propio TS mantenía una doctrina favorable a esta tesis, establecida por el recurso de casación 983/2004.

Campaña de Renta 2019. Asesoramiento y presentación de declaraciones

¿Qué ha cambiado ahora?

La nueva sentencia publicada ahora trae a colación el cambio en el modelo y sistema de presentación del mismo. Anteriormente se acompañaban a la presentación del modelo 390 una copia de las liquidaciones trimestrales incluidas en el mismo, con la presentación telemática ya no se acompaña documentación alguna relacionada con dichas liquidaciones y es un mero sumatorio de las mismas que puede tener carácter informativo, pero no ratificador.

Ya anteriormente el TEAC, en su resolución 0799/2013, había abierto la puerta a este cambio de doctrina, de hecho en ella el propio TEAC indicaba que ésta era contraria a la doctrina del Supremo en ese momento, indicando que “la declaración-resumen anual no aporta liquidaciones adicionales a las ya efectuadas en las liquidaciones periódicas“, que son las que dan inicio al cómputo del plazo de prescripción. El TS viene a compartir ahora al 100% esta opinión.

Introduce este nuevo fallo, además, otros conceptos que el propio TEAC indicaba como relevantes a la hora de quitar carácter interruptivo al modelo 390, como la falta de especificación de los datos declarados por trimestres.

Alcance del cambio

Con esta doctrina la Administración Tributaria dispone de cuatro años para revisar una liquidación de IVA y el cómputo del dicho plazo se inicia en el momento de la presentación de ésta, no pudiendo trasladar el plazo a la presentación de la declaración informativa, en enero del año siguiente.

 

Para cualquier duda o consulta sobre este u otros temas, podéis contactad con nosotros.

cropped-logo-rodriguez-bujan2

Servicios a particulares empresas y profesionales

Contacta con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s