El sábado 17 se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 24/2020, de 26 de junio, de medidas sociales de reactivación del empleo y protección del trabajo autónomo y de competitividad del sector industrial derivadas del COVID-19, que aparte de establecer las condiciones de la nueva prestación de autónomos, regula las condiciones de los ERTEs originados por esta causa que estarán en vigor a partir del 1 de julio.,

Lo primero que se determina es la posibilidad de ampliar la duración del los ERTEs solicitados antes de la entrada en vigor de este Real Decreto-ley originados por la alerta sanitaria hasta el 30 de septiembre. Se mantiene el deber de reincorporar a las personas trabajadoras afectadas por estos ERTEs en la medida necesaria para el desarrollo de su actividad, primando los ajustes en términos de reducción de jornada.

También la obligación de comunicar al SEPE y a la Autoridad laboral, la reincorporación de los trabajadores. Al SEPE con carácter previo y a la Seguridad Social en el plazo de 15 días desde la fecha de dicha reincorporación.

Las empresas con trabajadores en ERTE no podrán establecer la realización de horas extraordinarias, ni acudir a externalizaciones de la actividad ni realizar nuevas contrataciones, sean directas o indirectas, mientras el ERTE esté en vigor. Solo se permitiría una excepción a esta disposición por causas jusitificadas, por el hecho de que el puesto a ocupar por la persona que se incorpore no pueda ser cubierto por un trabajador incluido en el ERTE por motivos de capacitación, formación o cualquier otra causa objetiva.

Por otro lado, se mantienen las condiciones a cumplir por las empresas con ERTEs en vigor en materia de compromiso de mantenimiento de empleo; la prohibición de repartir dividendos y transparencia fiscal.

 

Nuevos ERTEs

A aquellos ERTEs que se soliciten a partir de la entrada en vigor de este Real Decreto-ley por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción se les aplicará lo establecido en el artículo 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo.

 

Cuando este nuevo procedimiento se inicie por la finalización de un ERTE anterior por causa de fuerza mayor, el efecto del nuevo expediente será desde la fecha de finalización del anterior.

 

Medidas en materia de cotización

En relación a las cotizaciones a la Seguridad Social de las empresas con ERTEs en vigor, se establecen dos tipos de exenciones (una por los trabajadores reincorporados y otra por los que se mantienen en el ERTE).

Para las empresas de menos de 50 trabajadores, la exención será del 60% de la cuota para los trabajadores que se hayan reincorporado a la actividad y del 35% para los que se mantengan en el ERTE. En el caso de empresas de 50 o más trabajadores, la exención será del 40% por los reincorporados y del 25% por los que sigan en el ERTE.

 

Para cualquier duda o consulta sobre este u otros temas, podéis contactad con nosotros.

cropped-logo-rodriguez-bujan2

Contacta con nosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s