Anuncios
Anuncios

El procedimiento de apremio tributario

capital

Foto: @alviseni

El hecho de que un contribuyente no cumpla con su obligación en el periodo voluntario abre la vía ejecutiva por parte de la Administración para reclamar el pago. Dicha vía se lleva a cabo mediante el procedimiento de apremio.

El procedimiento de apremio es administrativo y es una de las prerrogativas que tiene Hacienda dentro de su autonomía administrativa. Es un procedimiento unilateral que no permite al contribuyente discutir ni la cuantía de la reclamación ni las condiciones de la misma. Solo es posible la divergencia en cuanto a la procedencia del procedimiento y los posibles defectos del mismo.

Leer la entrada completa »

Anuncios

Lo que hay que saber sobre el pago de dividendos a cuenta

Generalmente el pago de dividendos en una sociedad de capital se lleva a cabo una vez que la Junta General aprueba las cuentas anuales del ejercicio anterior. Sin embargo, la Ley permite a la Junta, o incluso a los administradores, acordar el reparto de dividendos a cuenta entre los socios antes de la aprobación de las cuentas del ejercicio.
Estos dividendos a cuenta son anticipos o adelantos de las cantidades que se habrían de repartir en su momento y para poder ejecutarse deberán cumplirse dos condiciones.

Antes de proceder a dicho pago los administradores deberán formular un estado contable que certifique que la sociedad tiene liquidez suficiente para afrontar dicho pago y que deberá dejar constancia de la existencia de los beneficios que justifiquen ese reparto y de los fondos necesarios para el mismo. Dicho informe se incorporará en la memoria correspondiente a las cuentas de ese ejercicio.

Leer la entrada completa »

El emprendedor de responsabilidad limitada

constituir sociedades con un euro

Foto: alf.melin

El Emprendedor de Responsabilidad Limitada es una figura de reciente creación que ha venido establecida por la Ley de Emprendedores de 2013 (Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización) y que establece que el emprendedor persona física, cualquiera que sea su actividad, podrá limitar su responsabilidad por las deudas que tengan su origen en el ejercicio de dicha actividad empresarial o profesional mediante la asunción de la condición de “Emprendedor de Responsabilidad Limitada”. Para ello deberán cumplirse una serie de requisitos.

La limitación de responsabilidad implicará que queda fuera del alcance de la reclamación por las deudas del emprendedor, en su actividad profesional o empresarial, la vivienda habitual del deudor siempre que su valor no supere los 300.000 euros, según valoración realizada sobre la correspondiente base imponible del ITPAJD en el momento de la inscripción del emprendedor en el Registro Mercantil. En el caso de viviendas situadas en población de más de 1.000.000 de habitantes se aplicará un coeficiente del 1,5 a dicho valor.

Leer la entrada completa »

A %d blogueros les gusta esto: