Anuncios
Anuncios

Los delitos tributarios

Montoro

Foto: La Moncloa

Los delitos tributarios se encuentran definidos en el artículo 305 del Código Penal como delitos contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social. De tal manera que cometerá este tipo de delitos quien por acción u omisión defraude a la Hacienda Pública estatal, autonómica, foral o local, eludiendo el pago de tributos, de cantidades retenidas o que se hubieran debido retener o ingresar a cuenta o quien haya obtenido indebidamente devoluciones o disfrutando beneficios fiscales de la misma forma.

Para que se considere delito hay que tener en cuenta que la cuantía de la cuota defraudada, el importe no ingresado de las retenciones o ingresos a cuenta o de las devoluciones o beneficios fiscales indebidamente obtenidos o disfrutados debe exceder de 120.000 euros. En caso de delitos contra la Hacienda de la Unión Europea, se alcanzará esta consideración si la cuantía excede de 50.000 euros.

(más…)

Anuncios

Como evitar la responsabilidad penal de las personas jurídicas

Imagen: Prosalus

Imagen: Prosalus

Hicimos referencia cuando tratamos la responsabilidad penal de las personas jurídicas que ésta se puede evitar instaurando en la empresa modelos de organización y gestión que incluyan las medidas de vigilancia y control idóneas para revenir los delitos o para reducir de forma significativa el riesgo de su comisión

La puesta en práctica de dichos modelos, la supervisión por parte del órgano encargado de ello de que la actividad de la empresa se ajuste a lo establecido en los mismo y la revisión y actualización de ellos será fundamental para eximir a la empresa de las consecuencias penales que se le pudieran achacar por la comisión de delitos en su sena.

Los modelos de organización y gestión deberán identificar las actividades que la empresa realiza y en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos según establece el Código Penal. Recordemos que la responsabilidad penal de las personas jurídicas sólo se puede decretar por la comisión de determinados delitos.

Además dichos modelos establecerán los protocolos o procedimientos que concreten el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con relación a aquéllos. Así mismo dispondrán de modelos de gestión de los recursos financieros adecuados para impedir la comisión de los delitos que deben ser prevenidos.

Dichos documentos impondrán la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos al organismo encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo de prevención. Establecerán un sistema disciplinario que sancione adecuadamente el incumplimiento de las medidas que establezca el modelo y realizarán una verificación periódica del modelo y de su eventual modificación cuando se pongan de manifiesto infracciones relevantes de sus disposiciones, o cuando se produzcan cambios en la organización, en la estructura de control o en la actividad desarrollada que los hagan necesarios.

No se considerarán eximentes pero sí atenuantes, lo que disminuirá la pena impuesta a la empresa, si con posterioridad a la comisión del delito y a través de sus representantes legales, se proceda, antes de conocer que el procedimiento judicial se dirige contra ella, a confesar la infracción a las autoridades; si se presta colaboración en la investigación del hecho aportando pruebas, en cualquier momento del proceso, que fueran nuevas y decisivas para esclarecer las responsabilidades penales dimanantes de los hechos.

También se consideran atenuantes si se procede en cualquier momento del procedimiento y con anterioridad al juicio oral a reparar o disminuir el daño causado por el delito o, por último, si se han establecido, antes del comienzo del juicio oral, medidas eficaces para prevenir y descubrir los delitos que en el futuro pudieran cometerse con los medios o bajo la cobertura de la persona jurídica.

Para más información sobre este tema puede ponerse en contacto con nosotros aquí.

cropped-logo-rodriguez-bujan2


La responsablidad penal de las persona jurídicas

Imagen: r2hox

Imagen: r2hox

El Código Penal, a través del artículo 31, establece los criterios de imputación de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, que afecta de manera notable la actividad de las sociedades mercantiles, entre otras. Se regula que si en el desarrollo de la actividad de la empresa se cometen ciertos delitos no sólo se hará responsable y asumirá sus consecuencias la persona o personas que cometan dichos actos, sino que además la propia empresa podría tener que asumir ciertas consecuencias penales.

Se dan dos supuestos en los que se puede extender la responsabilidad penal a las personas jurídicas. Por un lado por los actos cometidos por sus representantes y por otro por aquellos cometidos por personas que, sin ser representantes, pertenezcan a la empresa (trabajadores, socios, etc.) y cometan los hechos habiéndose incumplido gravemente los deberes de supervisión, vigilancia y control de su actividad establecidas en las normas de actuación de la empresa.

Es muy importante señalar que la responsabilidad penal de las personas jurídicas se puede producir en los casos en que en el desarrollo de la actividad de la empresa se cometan alguno de los delitos que el propio artículo 31 establece y siempre que los actos realizados supongan un beneficio directo o indirecto para la empresa (directo, por ejemplo, obtención de un beneficio empresarial o indirecto como un ahorro de costes):

En concretro se señalan los actos que supongan la comisión de los delitos siguientes:

* Tráfico ilegal de órganos (art. 156 bis CP)
* Trata de seres humanos (art. 177 bis CP)
* Prostitución, explotación sexual y corrupción de menores (art 189 bis CP)
* Descubrimiento y revelación de secretos (art. 197 quinquies CP)
* Estafa (art 251 bis CP)
* Frustración de la ejecución (art 258 ter CP)
* Insolvencias punibles (art 261 bis CP)
* Daños (art 264 quarter CP)
* Delitos relativos a la propiedad intelectual e industrial, al mercado y los consumidores y de corrupción en los negocios (art 288 CP)
* Blanqueo de capitales (art 302 CP)
* Financiación ilegal de partidos políticos (art 304 bis CP)
* Delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social (art 310 bis CP)
* Delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros (art 318 CP)
* Delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente (art 328 CP)
* Contaminación y exposición a radiales ionizantes (art 343 CP)
* Delitos de riesgo producidos por explosivos y otros agentes (art 348 CP)
* Delitos contra la salud pública (arts 366 y 369 bis CP)
* Falsificación de moneda (art 386 CP)
* Falsificación de tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje (art 399 bis 1 CP)
* Cohecho (art 427 bis CP)
* Tráfico de influencias (art 430 CP)
* Incitación al odio y la violencia (art 510 bis CP)
* Terrorismo (art 576 CP)

Las consecuencias, en caso de que se establezca que la empresa es penalmente responsable, serán fundamentalmente económicas y consistirán en el pago de una multa, pero, en función de la gravedad de los hechos podría llegar a decretarse, incluso, la disolución de la misma.

Se prevé que la empresa quedará exenta de responsabilidad penal si, antes de la comisión del delito, ha adoptado y ejecutado eficazmente un modelo de organización y gestión que resulte adecuado para prevenir delitos de la naturaleza del que fue cometido o para reducir de forma significativa el riesgo de su comisión. También si los autores individuales han cometido el delito eludiendo fraudulentamente los modelos de organización y de prevención y si no se ha producido una omisión o un ejercicio insuficiente de sus funciones de supervisión, vigilancia y control por parte del órgano supervisor.

La supervisión del funcionamiento y del cumplimiento del modelo de prevención implantado habrá de confiarse a un órgano de la empresa con poderes autónomos de iniciativa y de control o que tenga encomendada legalmente la función de supervisar la eficacia de los controles internos de la misma En los casos de empresas de reducida dimensión dicha labor de supervisión podrá encomendarse al órgano de administración de la empresa.

Para más información sobre este tema puede ponerse en contacto con nosotros aquí.
cropped-logo-rodriguez-bujan2


A %d blogueros les gusta esto: