Anuncios
Anuncios

Lo que hay que saber sobre el pago de dividendos a cuenta

Generalmente el pago de dividendos en una sociedad de capital se lleva a cabo una vez que la Junta General aprueba las cuentas anuales del ejercicio anterior. Sin embargo, la Ley permite a la Junta, o incluso a los administradores, acordar el reparto de dividendos a cuenta entre los socios antes de la aprobación de las cuentas del ejercicio.
Estos dividendos a cuenta son anticipos o adelantos de las cantidades que se habrían de repartir en su momento y para poder ejecutarse deberán cumplirse dos condiciones.

Antes de proceder a dicho pago los administradores deberán formular un estado contable que certifique que la sociedad tiene liquidez suficiente para afrontar dicho pago y que deberá dejar constancia de la existencia de los beneficios que justifiquen ese reparto y de los fondos necesarios para el mismo. Dicho informe se incorporará en la memoria correspondiente a las cuentas de ese ejercicio.

(más…)

Anuncios

Los derechos de los socios en las sociedades de capital

4349584286_7b8d35acfd_m

Imagen: Victor Santa María

La codición de socio de una sociedad de capital (anómina o limitada) supone la adqisición de una serie de derechos relacionados bien con aspectos económicos de la actividad de la empresa o bien con aspectos políticos, que derivan en la organización y en la toma de decisiones sobre la misma.

La Ley de Sociedades de Capital establece un contenido mínimo en relación con estos derechos, pero siempre prevalece la libertad de pacto entre los socios que se ponen de manifiesto en los estatutos y que pueden regular la modificación de esos derechos legales o la incorporación de otros nuevos.

(más…)

¿Cómo han de cobrar los socios de sus empresas?

Foto: ArchiM

Foto: ArchiM

Una duda que suele surgir muy a menudo es la manera de retribuir a los socios de una empresa. Cuando hay beneficios la sociedad puede repartir parte de ellos como dividendos pero ¿qué pasa con los socios que trabajan para la empresa? ¿Cómo han de cobrar?

El hecho de ser socio, incluso aun cotizando en el Régimen de Autónomos, no supone una situación diferente con respecto al resto de trabajadores. Además hay que tener en cuenta que la sociedad es un tiene una personalidad jurídica propia e independiente de sus socios y éstos no pueden disponer de los fondos de la misma a su antojo, por tanto hay que establecer una remuneración regular para ellos en función del trabajo que realizan

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: