Anuncios
Anuncios

La prestación por Incapacidad Temporal

seguridad-social-1

La prestación de la Seguridad Social más común es la de incapacidad temporal (IT), que es la que cobra el trabajador cuando está de baja. Para el cobro de ésta se han de dar dos requisitos: encontrarse impedido para trabajar y recibir asistencia médica por ello y, en el caso de enfermedad común, tener cotizados 180 días dentro de los 5 años anteriores a la baja. Si la baja es por accidente no laboral no se necesita un periodo previo de cotización para tener derecho al cobro.

Para el cómputo de la cuantía a cobrar por esta prestación se utiliza la base reguladora, que es el resultado de dividir el importe de la base de cotización por contingencias comunes del trabajador correspondiente al mes anterior a la baja por el número de días a los que se refiere dicha cotización. La cantidad de días a tener en cuenta serán 30, si el trabajador tiene una remuneración mensual, o el número real de días trabajados si la retribucíón es diaria o no ha estado de alta laboral el mes anterior completo.

(más…)

Anuncios

Como se reparte la cotización de los trabajadores a la Seguridad Social

seguridad-social-1

Los trabajadores por cuenta ajena cotizan en el Régimen General de la Seguridad Social. El hecho de que un trabajador preste servicios para una empresa supone la obligación de ésta de tramitar su alta en dicho régimen y del pago de una cuota mensual en función de la remuneración que perciba.

Si bien es la empresa la obligada al pago mensual de las cotizaciones de todos sus trabajores, una parte de esa cuota corresponde a cantidades efectivamente pagadas por la empresa por tener a ese trabajador en plantilla y otra parte la paga el propio trabajador, para lo que la empresa retiene dicha cantidad de la remuneración a pagar y que posteriormente abona junto con su pàrte de la cuota a la Seguridad Social.

(más…)

Los contratos de trabajo temporales

Foto: Libertinus

Foto: Libertinus

Son contratos temporales aquellos contratos de trabajo que tienen una duración determinada. Por medio de éstos se establece la relación laboral durante un tiempo determinado que ha de quedar reflejado en el propio contrato o bien puede estar ligado a la realización de una obra o un servicio por parte de la empresa, sin que en este caso haya una fecha exacta de finalización.

Por tanto el contrato temporal, eventual o de duración determinada es aquel que tiene una fecha de inicio y fin perfectamente identificados. A la hore de celebrar estos contratos ha de justificarse el objeto del mismo (circunstancias del mercado, acumulación de tareas, exceso de pedidos en la empresa).

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: