Anuncios
Anuncios

El procedimiento de apremio tributario

capital

Foto: @alviseni

El hecho de que un contribuyente no cumpla con su obligación en el periodo voluntario abre la vía ejecutiva por parte de la Administración para reclamar el pago. Dicha vía se lleva a cabo mediante el procedimiento de apremio.

El procedimiento de apremio es administrativo y es una de las prerrogativas que tiene Hacienda dentro de su autonomía administrativa. Es un procedimiento unilateral que no permite al contribuyente discutir ni la cuantía de la reclamación ni las condiciones de la misma. Solo es posible la divergencia en cuanto a la procedencia del procedimiento y los posibles defectos del mismo.

(más…)

Anuncios

El funcionamiento del Impuesto sobre Sociedades

Hacienda

Llegado el mes de julio se inicia, como todos los años, la campaña del Impuesto sobre Sociedades. Este impuesto es aquel que las empresas han de pagar por la obtención de beneficios. Se trata de que éstas contribuyan al sostenimiento del Estado con una parte de las ganancias obtenidas cada año.

Están obligadas a la presentación del Impuesto de Sociedades las sociedades anónimas y limitadas y las sociedades civiles, cooperativas o fundaciones, entre otras. Esta obligación de presentación es para todas las entidades residentes en territorio español. A través de la liquidación del Impuesto se declararán todas las rentas obtenidas a nivel mundial.

(más…)

Los delitos tributarios

Montoro

Foto: La Moncloa

Los delitos tributarios se encuentran definidos en el artículo 305 del Código Penal como delitos contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social. De tal manera que cometerá este tipo de delitos quien por acción u omisión defraude a la Hacienda Pública estatal, autonómica, foral o local, eludiendo el pago de tributos, de cantidades retenidas o que se hubieran debido retener o ingresar a cuenta o quien haya obtenido indebidamente devoluciones o disfrutando beneficios fiscales de la misma forma.

Para que se considere delito hay que tener en cuenta que la cuantía de la cuota defraudada, el importe no ingresado de las retenciones o ingresos a cuenta o de las devoluciones o beneficios fiscales indebidamente obtenidos o disfrutados debe exceder de 120.000 euros. En caso de delitos contra la Hacienda de la Unión Europea, se alcanzará esta consideración si la cuantía excede de 50.000 euros.

(más…)

A %d blogueros les gusta esto: